DESPUES... y FIN





Con los ingresos acumulados de los cines, don José compra un terrero de 10 y 60m, más el centro de manzana a pocas cuadras de lo que seria posteriormente el centro comercial de la ciudad, donde construyen  cuatro  departamentos, un local de negocio y un departamento de mayores dimensiones para él.
Excepto Elena,  los demás se habían casado. José (h)   con Laura en Tres Arroyos, vuelven a La Plata con su único hijo, y Julio se casa con Claudina (o sea mis abuelos) comparten el primer departamento anexo al local e instalan una ferretería. Alberto vivía en el tercer departamento. Ernesto, Luisa y Carlos habían comprado sus casas. Elena y Federico vivían con don José y Julia. Manual había fallecido muy niño producto de una infección (aparentemente meningitis)
Cuando menguan los ingresos de la ferretería para dos familias, mis abuelos resuelven cambiar de rubro y con Alberto  alquilan un  local con vivienda y se mudan los dos matrimonios allí, cambiando de rubro comercial
Federico se casa y se muda. Quedando en ocupados por la familia el primero y el último, los demás son alquilados
Los apremios económicos, eran cosa del pasado, cuando alguno de los hijos necesita de  su ayuda, les proporcionaba el dinero en préstamos, que fuera devuelto rigurosamente.



Volviendo  un poco en el tiempo,  cuando   Federico tendría unos diez años y Elena había renunciado a la música y al casamiento, doña  Julia decide  no volver a hacer nada en la casa, caminar hasta la habitación o el baño y nada más. Podría decir se" jubilo de madre y esposa". Tengo un recuerdo,  como un  flash, una viejita chiquita, de cabello blanco recogido en un rodete, sentada en un sillón mirando una revista y con un brasero encendido cerca de sus piernas. Solo eso
Don José se busca una amante, relación que duró más de 20 años, volviendo siempre a dormir a su casa. A la muerte de Julia, ya se notaban algunas irregularidades mentales en don José, la familia resuelve hablar con la “amante” que se casen y vayan a vivir a uno de los departamentos  desocupados, ello permitiría  de alguna manera tenerlo cerca. Pero los acontecimientos se precipitaron, comenzó a perder la memoria, salía y lo regresaba la policía. Finalmente lo internan en una clínica psiquiátrica, termina con una gangrena por las ataduras nocturnas, fallece en la institución donde fuera derivado para amputarle una pierna.


                                                              


PD: la vida de mis abuelos  es tema para otra oportunidad

Lapislazuli
(las imágenes pertenecen la web)

28 comentarios:

  1. Qué triste final para los dos, andá a saber qué le pasó a Julia que se dejó estar, y él terminar así, en fin, esperemos la continuación, abrazo Laspislazuli.

    ResponderEliminar
  2. Quede como cuando ves una buena pelicula pero acaban matando al protagonista , en fin la vida esta llena de finales como el descrito , un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Maria Cristina, no si si es triste, si cada uno hizo lo que quiso o tal vez lo que pudo. Por alli el caso de Julia puede ser, sola absolutamente, solo una prole de hijos. Para mi la vida mas triste fue la de Elena, a quien si conoci, Un gran mujer, pero gris.Besos

    Ramon Bonachi, es una larga historia, que vengo relatando, llegaste con el FIN. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. es la vida misma, tiene cuestiones felices y tristes...lo importante eslovivido, besos buen comienzo de semana para ti!!!

    ResponderEliminar
  5. La vida nos pone pruebas, de nosotros depende aprobecharlas y superarnos con ellas.
    Un montón de gracias por enlazarme y tus comentarios. Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Muerte roja

    La vida es difícil y lo primero que hay que saber es saberla vivir como mas feliz te haga sin hacer demasiado caso lo que piensen los demás.

    Un final triste...

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  7. La vida como un caleidoscopio que va mostrando tan variadas caras. Con el paso del tiempo algunos se entregan, otros siguen luchando, viviendo, hasta donde las circunstancias se los permiten.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. que penita...que final más triste nena...Mil besitos

    ResponderEliminar
  9. Todos los finales son tristes.
    Así es siempre.
    Y este no podía ser la excepción.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Lapislazuli!! Antes la mujeres no decían como se sentían, dejaban de ser esposas mientras los maridos tenían amantes fuera de su hogar. Esto pasaba mucho. Es un final triste pero así es la vida amiga.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  11. Una vida da muchas vueltas, es increíble.

    ResponderEliminar
  12. Triste que una mujer (Julia) decida "jubilarse" de sus obligaciones y decida no hacer nada hasta su muerte.Y triste son todos los casos de Alzheimer,perder la memoria,nuestra base de datos,nuestros momentos vividos y por esa causa ser ingresado en un centro de salud mental para morir de gangrena.Trágicas muertes tiempos atrás donde habían pocos adelantos.Un beso Lapislazuli.

    ResponderEliminar
  13. Hubiese preferido otra forma de acabar la historia, pero tu relato fue tan agil y entretenido que fue un verdadero placer disfrutarlo.

    Saludos almendrados ,)

    ResponderEliminar
  14. Qué vida más dura, en fin...

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Ufff amiga, cuantos matices...al fin y al cabo es la vida en su estado puro, amor, pobreza, felicidad, locura y muerte...nada mas y nada menos.
    Cuantas historias se pueden desprender a partir de tu relato!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Cuanta vida y cuanto trabajo para terminar tan triste.
    Una historia que muestra como la vida nos va llevando sin que nos demos cuenta hasta su final.
    Me emocionó.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  17. Escuchandopalabras: supongo que tuvieron de todo un poco, su vida fue larga

    Esperanza. Creo que hoy la vida es un poco más libre, sin ataduras de genero o imposiciones

    Muerte roja: realidad está unida a tristeza y alegría, por allí hay que tratar de capitalizar lo bueno

    Halcon pelegrino: la vida de los inmigrantes esta signada por muchas huellas, difíciles de esquivar

    Omar (entreletrasarte) demasiada realidad, inevitable

    Midala: triste, pero fue asi

    ResponderEliminar
  18. Toro salvaje: no todos, alguno feliz debe haber, habrá que encontrarlo

    Gabriela Maiorano: hoy se sigue dando la conducta del hombre, solo que muchas mujeres hacen lo mismo

    Dadf: vueltas y muchas vueltas, dejando sentimientos en el camino

    Boson de Higgs: en toda la historia hubo casos de muerte que podrían haberse evitado, eso pienso

    ResponderEliminar
  19. Teyalmendras: a mi también me hubiera gustado, me costó mucho meterme en tantos recuerdos

    Ion-laos: es la vida….

    Guille: demasiadas vidas, demasiadas muertes

    Mariarosa: a veces la realidad es la mejor novela

    A todos ABRAZOS AZULES

    ResponderEliminar
  20. Imaginaba a don José en una tranquila vejez, mas veo que al final todo fue crel. Gracias por compartirnos un trocito de tu historia familiar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Interesante y sorprendente la vida de unos y otros.Lo cierto es que la lucha y la esperanza están presentes,pero las circunstancias nos prueban y aparentemente todo acaba mal...Aunque todo tiene un sentido,que no vemos.
    Mi gratitud y mi abrazo,Lapizuli.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  22. Así es la vida y es que la realidad supera con creces la ficción.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. .

    Agachado,
    sumergido entre letras,
    sordo.
    ¿Acaso ocurrió una llovizna
    mientras no miraba?

    El mundo insistió en su inventario de seres,
    agitó sus ramas para llamarme.

    Causa pánico descubrirse blanco
    de mensajes cifrados.

    .

    ResponderEliminar
  24. Julio: alguna vez pense asi, pero por su espiritu era imposible pensar en tranqulidad.

    Majecarmu: tal como dice, todo tiene sentido, aunque no lo sabemos.

    Amanecerdeluniveros: si amiga, la realidad la supera siempre

    anuar bolaños; agrAdezco tu visita a mi espacio

    A todos ABRAZOS AZULES

    ResponderEliminar
  25. Bien dice el dicho que..."nadie sabe para quién trabaja". La vida individual es una y la Vida que asume a todas es en la que nos perdemos si la razonamos en su inicio y final, así que nos quedamos con la que se asume alrededor de la propia; y ella es siempre un resumen de contenidos que marcan a las otras que se han colocado en el mundo, cada una obra a su manera pero sobre todo si no hay amor y sólo se rigen por su egoísmo que es la falta de verdadero amor, pone en aprieto a las restantes.
    El ser humano no debe trabajar sólo una parte del cuerpo para el placer, nuestra máquina es divertida pero también responsable en su engranaje, debe ser el compendio de un movimiento liberador que dé un resultado especial donde sea el amor el que facilite las cosas, porque en el equilibrio está la vida sana y el goce dosificado de todo estímulo. Estoy segura que al margen de lo genético somos también responsabilidad del cuerpo que nos toca y salud y bienestar no sólo propio.
    sé de estas historias y no están tan lejos de tantas realidades que se dan en casi todas las familias.

    Mi saludos y mi cordial abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Así es la vida... una historia llena de realidades.
    Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  27. Y a veces la realidad supera la ficción como en este caso. Pero la vida no es un camino de rosas, no.
    Besos.

    ResponderEliminar