UNA HISTORIA DE VIDA 10/10

Delia regreso a Córdoba. Se reunió con la profesora de italiano y el profesor de francés, organizaron unas clases conjuntas, donde combinarían juegos, música, respetando las edades de los alumnos
Hizo algunos paseos a ciudades cordobesas y llego el 15 de febrero donde debían reintegrarse a la escuela
Fue un hermoso periodo lectivo, ejecutando lo planeado con los docentes de los otros idiomas,  gusto mucho en el alumnado y recibieron felicitaciones de la dirección
Estaba tan inmersa en la tarea, que sin darse cuenta, llegaron las vacaciones de invierno, su hermana y la familia viajarían a Italia a visitar a los bisabuelos de las nenas, por lo cual se quedaba en Córdoba.
El ultimo día de clases, uno de los dueños de la escuela, Ricardo, la invito a tomar café
Ricardo era profesor de Educación Física, si bien figuraba en la dirección de la Escuela, tenía una pequeña participación, dado que había retirado parte de sus aportes cuando se divorció y debió afrontar todas las demandas de su ex esposa, no quiso conflictos  por sus  hijos
Delia tuvo muchas dudas en aceptar, no quería mezclar el trabajo con lo personal, dada las explicaciones acepto.
Fueron un par de café, una cena, cine, algunas caminatas  y concluyeron las dos semanas de vacaciones.
Al retomar las clases, un mediodía Ricardo le pidió que la acompañara a la dirección, estaban sus dos hermanos, ya les había comentado su amistad
La charla fue amigable, el único pedido fue que esa relación no interfiriera las tareas escolares, que dejaran afuera de la puerta sus relaciones
Con el correr de los meses, la relación se hizo más personal, un domingo con autorización de su ex esposa,  le presento a los hijos. Dos hermosas criaturas, una nena y un varón. Fueron a un parque y los cuatro disfrutaron la tarde
Se contaron toda su vida, desde la niñez hasta que se conocieron, Ricardo sabía los problemas de Delia, pero ella no lo obvio en lo más mínimo
Los fines de semana, Ricardo se quedaba en el departamento de Delia, o ella en la casa de él.
Cuando llegaban las fiestas, Delia las paso en  La Plata, Ricardo la   Navidad con sus hijos y para fin de año viajo a conocer la familia de Delia.


FIN?

Lapislazuli

UNA HISTORIA DE VIDA 9/10

El viaje a Retiro silencioso, llegaron temprano, aprovecharon a tomar un café, donde recibió cientos de recomendaciones y sobre todo que los llamara para hablar o si necesitaba algo
Entrego el equipaje, se ubico  en el ómnibus y se durmió, demasiado ajetreo, muchas emociones. Cuando se despertó ya amanecía, faltaban unos 100 km, le sirvieron el desayuno que consumió ávida, no había cenado porque no, a pesar de unos timidos intentos, no pudieron despertarla
En la terminal la esperaba un remisse, el chofer llevaba un cartel con su nombre, al llegar al departamento le ayudo con el equipaje, intento pagarle pero ya lo habían hecho
El departamento era chiquito, algo más amplio que el de La Plata, pero con muebles y accesorios hermosos. Lo recorrió, abriendo cajones y puertas, no le faltaba nada
Estaba en ello, cuando sonó el timbre, la encargada, la hizo pasar le dijo que don Tito le había pedido que se pusiera  a su disposición, le había dejado algunas comidas y  bebidas, si le faltaba algo no tenía más que pedirle. Le agradeció y la señora se retiró, no sin antes indicarle el número de su departamento y  teléfono
Se recostó a descansar. Luego de un par de horas, abrió una valija y se preparó la ropa para ir al otro día a la escuela
A las 8 de la mañana, según lo pactado, estaba allí. La hicieron pasar al despacho que conocía  por Skype,  eran cuatro personas, los tres hermanos y la profesora que se iba,  no dudo al ver su embarazo incipiente. Luego de las presentaciones formales, Delia y la profesora se retiraron a una oficina anexa donde le informo el estado general de los alumnos, le entrego libros de asistencia, de temas y el nivel que iban llevando en los diferentes cursos. Antes de despedirse, deseándole lo mejor, le indico que volviera a la dirección
La acompañaron a recorrer la escuela,  le entregaron un plano con la ubicación de los salones donde daría clase, el comedor, y todas las demás dependencias. La organizacion la asombro
Se despidieron, avisándole que mañana alguno de ellos la presentaría a los alumnos
Regreso a su departamento y se puso a preparar las clases del día siguiente, si bien así años que no daba clase, su práctica de los dos  idiomas no la había abandonado
Al día siguiente fue  presentada a los alumnos en  cada una de las clases. Ese primer día estaba algo nerviosa, pero la atención y el nivel de los cursos la tranquilizo
En la semana siguiente comenzaron a escuchar canciones según está previsto en la curricula
Los días hábiles se pasaban rapidamente, tenía algunos descansos en los que comenzó a fraternizar con otros docentes.  Los fines de semana preparaba sus clases, recorría la zona para  ubicar los comercios y recorrer lugares que no conocía
A mediados de diciembre, cuando finalizaron las clases, dedico un par de días a comprar regalitos para llevar  a la familia, ya tenía el pasaje para pasar las fiestas en La Plata

Después de fin de año, la hermana la invito a unas vacaciones en la costa atlántica, compartiendo con ellos una semana. A pesar de las quejas, sobre todo de las niñas, partió. Estuvo dos días en La Plata, reuniéndose con su padrino, a quien no terminaba de agradecerle todo lo que hizo por ella 
Estuvo tentada de pasar por el lavadero donde habían contratado a Antonio, suponia que debía haber salido,  pero desistió

Lapislazuli

UNA HISTORIA DE VIDA 8/10

Le mando un whatsapp al padrino, solicitándole permiso para llamarlo si no estaba ocupado.
Inmediatamente   fue él quien la llamo. Delia quería comunicarse con las personas del colegio, resolver algunas dudas. Tito le dijo que al otro día, la haría llamar en la empresa y se comunicarían desde su oficina
El lunes a las 10,30 le avisan que debe ir a la gerencia, Tito ya estaba conectado con sus amigos de Córdoba por skype, se la presento y se retiró dejándolos hablar en privado. Respondieron todas sus preguntas, al final quedaron que al otro día les enviaría sus certificados, curriculum vitae.
La conversación la tuvo con dos de los tres hermanos, le resultaron sumamente correctos pero agradables, quedaron en que al  recibir sus papeles, los analizarin y la respuesta seria inmediata, a lo sumo un dia.
Tito volvió a entrar, había calculado muy bien el tiempo de la charla, Delia se retiró y el siguió la conexión
Por la tarde el padrino la llamo al interno y le dijo que al otro día dejara con la secretaria todo lo que le habían solicitado, ella se encargaría de enviarlo.
Al llegar a su casa, preparo todo y llamo a su hermana. María le pregunto si estaba seguro, si no quería pensarlo, Delia estaba resulta
Los trámites fueron rápidos, la aceptaron y enviaron el contrato para firmarlo y mandarlo. Debía presentarse en 10 días.
Todos los preparativos fueron  en un torbellino, resolver lo que se llevaría, el departamento de Córdoba contaba con todo lo necesario, además de la ropa,  llevo un par de sabanas y tohallas. Su hermana le enviaría el resto. Resolvieron esperar un par de meses antes de resolver el destino del departamento.
Al morir sus padres les  dejaron dos departamentos, unos años vivieron juntas y alquilaban el otro, hasta que María se casó, Delia se fue el más pequeño, dejando el que compartían  a su hermana
Solo le quedaba despedirse de Antonio, estuvo tentada a enviarle una carta, pero le pareció de cobarde.
Tenía el pasaje, el lunes 20,50 hs en Via Bariloche, desde Retiro, Tito y María la acompañarían.
El domingo temprano partió rumbo a la cárcel de Olmos, conocía la rutina, los controles, llevaba la comida para compartir y despedirse
Había consensuado con su familia que no debían decirle donde estaba y era lo que le dijo
La sorpresa de Antonio fue mayúscula, pero era consciente de su responsabilidad. Solo le pidió que si algún día lo necesitaba lo llamara.  Le contó que en aproximadamente un mes le daban la excarcelación, le habían conseguido trabajo en un lavadero de autos. Delia se alegró mucho, no era fácil para un ex convicto conseguir trabajo
Al regresar de Olmos se sentía bien, se había sacado una mochila muy pero muy pesada. Pensaba  que iba a tener remordimientos, pero no era si, la había involucrado en una estafa, por crédula, por enamorada. Si bien había tenido un gesto digno en dejarla afuera, ella nunca estuvo adentro
Ya en su casa termino los últimos preparativos y se di un baño de inmersión, cada vez que iba a la cárcel necesitaba sacarse ese olor

La reunión de despedida la organizaron temprano, ya que al día siguiente las niñas madrugaban, le entregaron una pila de dibujos que guardo como un tesoro.

Lapislazuli

UNA HISTORIA DE VIDA 7/10

Durante el día consumía las horas en su nueva tarea. Al comienzo preguntaba detalladamente lo asignado, pasada la primera semana su supervisora le dijo que ya estaba en condiciones de cumplir el trabajo,  que  preguntara si tenía dudas y al final de la  jornada realizaría el control diario
Pasaron los tres meses, sin inconvenientes ni quejas,  por lo tanto firmo un nuevo contrato de acuerdo a lo pactado
Por el contrario las horas nocturnas se le hacían eternas, muchas noches de insomnio, en particular cuando visitaba a Antonio. Lo habían consensuado, luego de muchas  charlas, iría solo una vez al mes.
Delia sabía que todo lo que cambiaba  la rutina de la cárcel se esperaba con ansiedad, pero ella necesitaba reponerse
Su cuñado y las nenas viajaron un fin de semana a Balcarce a casa de los abuelos paternos, Delia invito a María a cenar, esta le dio que le pediría a Tito que fuera de la partida
Desde ese lunes, después de la excarcelación, no había tenido contacto
Cocino un chingolo  cuadril que relleno con ciruelas  e hierbas, papas al horno y ensalada. Para el postre compro helado.  Preparo una linda mesa para tres.
La cena transcurrió con una entretenida  charla, llegado el café, María le dijo  que la veía muy triste cada vez que visitaba la cárcel. Delia asistiendo comenzó a llorar, explico que le agradecía a Antonio lo aceptado para que ella obtuviera la libertad, pero lo cierto era que nunca había estado involucrada en la estafa
Fue durante el segundo café, Tito abrió una caja de bombones que había dejado en una mesita en la entrada y le hizo un nuevo ofrecimiento de trabajo.
Esa noche la paso sin dormir, dando vueltas en la cama, recorriendo el departamento, entrando a diferentes páginas en la notebook y pensando en la propuesta de su padrino.
Más que la propuesta en sí misma, fue la conversación de la noche anterior. Su hermana y su padrino se habían dado cuenta, que la relación con Antonio la estaba destruyendo, tantas perdidas. Ella lo pensaba pero escucharlo de las personas que la quieren, era difícil.
Con todo el daño que le ocasiono, no lo abandono aun. Ese AUN fue el que la hizo estremecerse
Tito le comento de unos amigos  en Córdoba,  no solo administraban sino que los  tres hermanos eran dueños de una escuela, necesitaban profesores de inglés y portugués. Conocían el problema en el que estuvo inmerso y como se resolvió, si ella aceptaba la contrataban- El sueldo era mejor que el que estaba percibiendo actualmente en la empresa. Tito era dueño un departamento amueblado que ella podía ocupar, a pocas cuadras de la escuela,  no necesitaba transporte podía ir caminando
Todo pintaba de maravillas,  debía responder en unos pocos días, la docente a cargo renunciaba, era octubre, iba a ser mama y luego del nacimiento de su hijo se mudaba a Salta, su lugar de origen.
A media mañana llamo a su hermana, necesitaba hablar con ella. Se sentaron con el mate, estudiaron lo pro y los contra. A Delia le asustaba alejarse de la única familia que tenía, María  le dijo que podían verse en vacaciones, para las fiestas, algún fin de semana largo. Juntas revisaron horarios de ómnibus, alrededor de 10 horas podían encontrarse aquí o en Córdoba y  conectarse por internet cada vez que quisieran
Almorzaron juntas y salieron a caminar por el bosque, sin volver a tocar del tema

Se despidieron con un abrazo, María quería estar en su casa, cuando volvieran sus hijas, para que les cuenten todo lo que hicieron, bañarlas, al otro día tenían que ir a la escuela
Lapislazuli

UNA HISTORIA DE VIDA 6/10

La costumbre, apenas había algo de luz y se levantó. Un desayuno de reyes, un yogur con cereales mientras se hacían las tostadas, queso blanco y mermelada de frutos rojos, café con leche, juego de pomelo. Lo saboreo lentamente, degustando cada bocado  y cada sorbo
Después de ordenar la cocina, quería conservar el estado que la había dejado su hermana. En la mochila cargó el termo, yerba y mate
Armo la cama, se vistió con un jogging, busco la llave de la cochera, para sacar la bicicleta. Tuvo que inflar las gomas y salió rumbo al domingo en la ciudad
Llego al Paseo del boque, estaba más hermoso que nunca para recibirla. En el banco frente al embarcadero, se preparó el mate. Quizás era lo que menos extrañaba, en la cárcel la rueda de mate era frecuente, charlas banales y que pasara el tiempo
Encendió un cigarrillo, su marca, encerrada fumaba cualquiera. En ese momento pensó, debo dejar de comparar lo que pasaba allí, le traía malos recuerdos y hasta le cansaba su propio pensamiento
La  alejo de sus pensamientos,  un whatsapp de María, su marido preparo un asado en la terraza aprovechando el día. De solo pensarlo se le hizo agua la boca, respondió que ya volvía
Las nenas prepararon la mesa, al llegar Delia, le contaron que era en su honor y era  la primera vez, le prometieron a la madre que lo iban a ayudarla en la cena, almorzaban en el colegio de doble escolaridad
La carne estaba muy sabrosa, riquísimas ensaladas,  brindaron con un  Syrah, de postre helado. La charla rondo en algo de política, los estudios, el tiempo, todo tranquilo
Cuando su cuñado se fue a la cancha ayudo a recoger todo, ordenar la terraza, bajaron y lavo los platos. Abrazo a las tres y se fue a su departamento.
Se estaba amigando con ella misma, lo que le permitía estar en soledad.
Llego  el lunes, el fin de semana paso tan rápido, entro en angustia pensando en  enfrentarse a su padrino. Perdió todo, trabajo con estabilidad, algunos viajes que realizaba a Uruguay. Todo lo ahorrado lo gasto en el abogado
Tendría que empezar de nuevo, encendió la computadora y se metió en los avisos clasificados. No sería fácil  que la contrataran
Se arregló y salió a la calle, enfrentar a los compañeros, ya había causado mucho daño a la familia. Humillada entro en la empresa
Su padrino la esperaba detrás de su escritorio, su cara notaba la desilusión,  quería correr a su lado, llorar abrazado.  Sabía que no debía ni correspondía
Tito tomo la palabra, Delia estaba demasiado nerviosa para entenderlo. Después de unos minutos se fue serenando, comenzó a respirar tranquilamente y comprendió la propuesta
Quedaría en la empresa, en una función y con un sueldo mucho menor, como empleada rasa, sin actividades en la gestión,  firmaría un contrato a partir de la fecha por tres meses, seria supervisada continuamente. Si cumplía lo pactado se le renovaría el contrato por seis meses más, siempre bajo las mismas condiciones
Acepto, por lo cual  llamó a un empleado de personal que ya tenía preparado el contrato para la firma
Delia firmo entre lágrimas y agradecimiento. Termino la reunión

Salió del edificio, en un macetero se sentó,  llamo a su hermana, agradeciéndole, sabía que ella había sido un eje importante en esta nueva oportunidad

Lapislazuli

UNA HISTORIA DE VIDA 5/10

María, su hermana y Tito, su padrino, estaban  enojados, pero para ellos la familia era primero, no la iban a abandonar
Tito las llevo hasta el edificio donde vivían las dos, se despido y le dijo a Delia que descansara el fin de semana,  lunes la llamaba. Esas palaras la preocuparon, bueno sería el lunes, ahora solo quería disfrutar de su espacio, de la individualidad, de la libertad
María se encargó de abrir las puertas. Una vez que ingresaron al departamento, apenas miro Delia la abrazó y agradeció, esperaba encontrar el caos  que  dejo la policía, para su alegría estaba todo en orden, brillaban los muebles y los pisos, hasta  un florero con jazmines
Cuando  quedo sola, recorrió todo, que no le llevo mucho tiempo, en la heladera encontró verduras, frutas y latas de gaseosas y cerveza. Sobre la mesada la cafetera encendida, todavía brindaba el aroma de un café fresco
Abrió las canillas de la bañera, puso música, se sirvió una taza enorme de café, revoleo  los zapatos y se tiró en el silloncito……a gozar
Disfrutó del baño, recién cuando el agua se enfrió demasiado, volvió a la realidad. Era cierto,  vendrían tiempos complicados,  lo peor ya pasó,  la libertad es lo más preciado, algunas situaciones eran indignas, entendía el daño colateral en que quedo involucrada, en general el trato fue mucho mejor de lo que imaginó la primera noche de su detención
Estuvo tentada de tirar todo la ropa a la basura, pensó que puede haber gente necesitada, opto por poner en el lavarropas y al otro día, en un bolsa trasparente la llevaría a la zona de los residuos 
Intento dormir, era imposible, se vistió y a recorrer la ciudad.
Redescubrió el parque,  sus caminatas de otros tiempos, cada una de las plantas y los bancos, hasta se dio el gusto de hamacarse.
De allí fue hasta la avenida, miro las vidrieras, con tristeza no podía comprar nada, todos sus ahorros se fueron en el abogado, solo debía comprarse un celular, ni soñar comparable al que tenía, seria un celular al fin
Emprendió el regreso, a encerrarse,  pero con la independencia de la que estuvo  privada
Su hermana estaba despidiendo al abogado, corrió como nunca, en segundos armo una película con alguna mala noticia. Afortunadamente no era así, en el apuro por salir del juzgado olvido recoger la computadora que le era devuelta,  comprobada la ausencia de cualquier dato referido al caso y la propiedad de la empresa
Las sobrinas venían con  el padre y al verla corrieron a abrazarla y pedirle que no se fuera más,  la extrañaban
Subieron todos en el ascensor, Delia y María bajaron en el segundo piso y el resto siguió un piso más. 
Sobre la mesita al lado de la puerta había un celular, su hermana, otra vez más amparándola y ayudándola. Con disculpas por la simplicidad del aparato y un papel con el número
Apenas charlaron sobre el tema de las niñas, eran muy pequeñas y no preguntaron detalles, les habían dicho que tuvo que viajar. Con el tiempo  capaz tendrán que dar más detalles, pero por ahora todo en orden
Se disculpó, no quería compartir la cena en familia
Otra vez sola, sola pero libre, sin tener que solicitar permisos, sin compañía, sola y libre
Sacó de la heladera lechuga, apio, pepino, tomate, cebolla, lavo cada uno prolijamente y en una tabla las cortó en pequeños trozos, logrando una gran fuente de ensalada que condimento con sal, oliva y limón
Encendió la TV y se dispuso a disfrutar la comida.

Lapislazuli

UNA HISTORIA DE VIDA 4/10

Allí estaba Antonio, lo vio muy delgado,  afeitado y el cabello corto
Una pequeña habitación, con una ventana cuyo marco superior coincidía con el techo,  una cama con sabanas que alguna vez fueron blancas, una estufa eléctrica y un ventilador amurado. En la pared opuesta a la ventana,  una puerta, que luego supo daba a un sanitario.
Se abrazaron largamente en silencio, ninguno de los dos quería cortar el momento. Fue él, quien se alejó apenas y mirándola a los ojos le pidió perdón. Delia siguió en silencio, su boca estaba seca, sus palabras no le  salían, quería decirle tantas cosas, recriminarle todo, seguía inmóvil y callada, sin abandonar los brazos del hombre que quería
Expulso un largo suspiro y como respuesta lo atrajo hacia ella y le dio un intenso  beso en la boca.
Antonio lo tomo como respuesta y comenzó a acariciarla lentamente como  a ella le gustaba, le saco la remera y desprendió el pantalón, que cayó al suelo. Se retiró para mirarla, mientras se sacaba su propia ropa
La llevo a la cama, le susurro otro perdón al oído, las caricias y besos fueron creciendo en intensidad, antes de penetrarla se puso preservativo, lo habían charlado antes que ella fuera detenida, no querían sumar un conflicto a la  situación actual.
Se quedaron abrazados un tiempo, hasta que  Delia tuvo que ir al baño, al regresar, Antonio se había puesto los pantalones, ella se puso algunas prendas y se recostaron en la cama
La charla fue sin reproches, algo sobre lo judicial pero sobretodo proyectos para la libertad
De pronto unos golpes en la puerta los volvieron a la realidad, transcurridas las dos horas debían despedirse
La semana siguiente de Delia,  transcurrió entre entrevistas con el  psicólogo, declaraciones, idas y vueltas al juzgado. Llego el día de otro encuentro de amor. Los movimientos, inspecciones, caminatas, candados, eran conocidos, pero no por ello dejaba de preocuparse
Antonio la esperaba, estaba feliz, le explico que había aceptado el juicio abreviado, con una condena de tres años, con la condición de la eximición de toda culpa para ella. Con buena conducta y computando el tiempo trascurrido antes de fin de año podía salir, dos años de libertad  vigilada sin poder salir del país,  encuentros semanales con el gabinete psicológico, y  conseguir  un trabajo estable. Esto último era lo que le preocupaba más, quien iba a contratar un ex convicto
Acabó el tiempo de la visita, charlando, abrazados, sin sexo, igual  lo habían disfrutado como nunca
Debió declarar  en el juicio, aceptado el trato, ese mismo día fue puesta en libertad, los trámites se concretaron en el juzgado, le pidió a la oficial que siempre la acompañaba,  que la despidiera de sus compañeras,  les dejaba todo lo suyo para que ellas lo usaran.
Antes de  salir del recinto le pido permiso para darle un abrazo de agradecimiento y pudo despedirse de Antonio

En el hall estaban su hermana y su padrino, fueron a almorzar en un barcito del bosque, no quería entrar a ningún  restaurante porque pensaba que la iba a delatar el olor de la cárcel, el día era  ideal, templado, sol tibio y un cielo sin una sola nube

Lapislazuli