La dama del puerto





Todas las mañanas llegaba con una bolsa y su bastón. Pasaba una franela descolorida sobre el banco, arrastrando restos de la piedra original
Se sentaba  y fija sus ojos en el mar, solo distraía  su observación para beber del contenido de  un termo, café para el frío o un jugo en los días calurosos.
Su piel estaba curtida por el sol y arrugada por los años. Unas  tardes  de invierno, sobre  su saco gris se dibujan las gotas de nieve. En los cálidos veranos usaba un sombreo de paja que apenas permitía ver sus ojos celestes, antes brillantes hoy secos.
No hablaba con nadie, solo respondía cuando le solicitaban una dirección.
Cuando la oscuridad de la noche, avanzaba, recogía sus cosas y se iba
Un día no llego, el siguiente tampoco, ni los otros. Se tejieron cientos de historias, esperaba la barca de su amor, de su hijo, hasta podría haber sido de su padre, nadie conocía su nombre ni donde vivía.

Con el tiempo dejaron de esperarla, pero sigue siendo una de las historias que se cuentan en el puerto

Lapislazuli

32 comentarios:

  1. De esas historias que se quedan guardadas en la memoria, así conocí a una persona hace ya algunos años, aún la recuerdo, un día simplemente ya no salíó a mi encuentro, ni el siguiente, ni los que vinieron después, aún ahora, cuando paso cerca tengo la sensación de que aparecerá en cualquier momento.

    Bella historia, me has hecho transportarme a cálidos momentos, gracias por tu visita Lapislazuli, un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hay historias que quedarán guardadas en la mente en este caso solo de la protagonista. Tal vez les produzca mucho dolor o tristeza hablar del porqué de esa rutina suya, Seguramente serán preguntas que no obtendrán respuestas.
    Agradezco tu visita amiga, me permitió leer este relato que nos deja un tanto de misterio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Linda historia
    Y hay tantas esperas así, que los pasantes, no sabemos que espera y queda en el imaginario nuestras conclusiones...

    Besosssss

    ResponderEliminar
  4. Es de esas hermosas historias que se tejen ante lo incógnito y llenan momentos de vacío. Tal vez se la debiera haber preguntado para que ella misma contara su propia historia, pero somos así.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Se hizo presente y todavía perdura en el recuerdo, precioso relato te felicito.

    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Lindísima historia, con su misterio, invita a imaginar que fue de ella.
    Una historia a la que le vendría muy bien una de las canciones del grupo Maná.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Que hermosa historia y cuantas respuestas, tristes, o felices, tal vez maravillosas podría haber contado, para llenar un libro, si alguien
    le hubiese preguntado...¡Vidas anónimas !

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Partió al más allá donde le esperaban, aquí ya no hacía nada, solo esperar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Una tema con esa aureola de tristeza que hace que nos acordemos de alguna historia pasada, bello y muy bien relatado mi querida amiga,besos desde Catalunya

    ResponderEliminar
  10. Esas vidas desconocidas y que sin embargo pasan a formar parte de la nuestra, Lapislázuli, un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Historias así hay muchas, anónimas pero a la vista de todos.

    Un beso dulce para ti.

    ResponderEliminar
  12. Todos los puertos tienen una historia de infinita espera.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Algunas veces lo que se ha ido, vive pr los recuerdos de forma presente. Hermosa historia. Gracias por compartirla. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Otal vez, como dice la poetiza argentina : "sentir el olvido perenne del mar "
    Cariños

    ResponderEliminar
  15. Hola, Lapislazuli.
    Me encanta esta historia que habla de añoranzas.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Hay historias que dejan huella en las personas, tal vez por que sin quererlo se ven reflejadas en esa persona y en su vida diaria.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Un buen relato mi querida amiga. Siempre la soledad mira en la lejanía de un mar, se queda con los recuerdos sepultados en su fondo, pero la esperanza siempre es lo último que se pierde, hasta que un día viene la Dama de la muerte y se los lleva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Lapislazuli, esa dama de silencio, aún vive en el recuerdo de todos los que la vieron...Nada permanece invisible, todo tiene un fin y un sentido, amiga...Mi felicitación y mi abrazo por tan bella historia.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  19. Qué bonita. Es triste, desde luego, pero da esperanza que haya alguien que espere con infinita paciencia.

    ResponderEliminar
  20. EXCELENTE TU HISTORIA. LÁSTIMA QUE ELLA NO HAYA REGRESADO.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  21. A pesar de no haber vuelto lo más importante es que quedase en el recuero de la gente, al menos eso.
    Besotesssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  22. la que esperaba, la que el tiempo fue apagando como al candil un viento,
    ya no vuelve...
    genial!
    saludos

    ResponderEliminar
  23. Una triste historia admirablemente contada, una más de las muchas vidas que se extinguen en infinidad de puertos, después de una larga espera.
    Es un placer leerte, mi amiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Nosotros somos ella y somos también aquel anhelado....
    Paz
    Isaac

    ResponderEliminar
  25. Olá meus amigos, como é maravilhoso encontrar sites com este seu. Parabéns pelo belo trabalho, já estou seguindo.
    Aproveitando a oportunidade gostaria de compartilhar com você nosso
    blog. Ficaremos felizes por vossa visita e mais ainda se seguir-nos.

    AGUARDAMOS SUA VISITA

    Atenciosamente

    Josiel Dias
    http://josiel-dias.blogspot.com
    Rio de Janeiro

    ResponderEliminar
  26. Una bonita historia con muchas respuestas, tristes o felices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hay esperas interminables que el presente no puede rellenar, nos aferramos a esa esperanza viva que no nos abandona y que dibuja un futuro a nuestro antojo, si no existe nuestra necesidad lo inventa. Precioso relato, es un placer volver por aquí después de tanto tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  28. Una hermosa historia, hermosa por lo que tiene de misterio... Besos, abrazos.

    ResponderEliminar
  29. Es una historia bonita con parte también de tristeza, pero lo importante es que se trata de una historia viva. Me ha encantado Lapislazuli. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  30. Muy bella historia amiga Lapislázuli, sencilla como a veces parece la vida, no tan sencilla para quien la vive esperando algo tan bueno como lo es el ser querido…
    Un beso grande amiga. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  31. Muy bella historia amiga Lapislázuli, sencilla como a veces parece la vida, no tan sencilla para quien la vive esperando algo tan bueno como lo es el ser querido…
    Un beso grande amiga. Feliz domingo.

    ResponderEliminar