Fue... Es


Fue tu primera casa
Sus piernas los cimientos
Recorriste lugares sin verlos
Allí, protegida, calentita
En una larga espera
Hasta el día soñado


Su pecho te alimentó
Escuchando  el corazón


Sus brazos los cinturones de seguridad
Te sostenían  al comenzar a caminar
Levantarte,  acariciarte si te caías
Padeció tus nanas
Canto y rió tus logros


Te ayudo a encontrar el camino
Ya puedes volar
Ne temas 
Ella acompañara tu vuelo


Lapislazuli


20 comentarios:

  1. muy buen blog un beso ricardo

    ResponderEliminar
  2. Así es, el primer hogar, el más cálido y aquel que uno siempre quiere conservar cerca. Bonito poema.

    Besos dulces.

    ResponderEliminar
  3. Bueno seguro que a muchos les gustaria seguir allí dentro protegidos de los peligros pero no puede ser asi que a buscar mundo ejeje
    Bonito lo que escribiste.Besotessssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  4. Una madre está siempre, ese vínculo no se puede perder ni cortar, va mas allá de la vida y la muerte, mas allá de cualquier entendimiento.
    Hermosa entrada Lapislazuli :)

    ResponderEliminar
  5. El más hermoso de los nidos... UN abrazo.

    ResponderEliminar
  6. hermoso nido
    el último verso me suena raro , no sé si es la conjugación
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si habia un eroor, es "acompañara". gracias

      Eliminar
  7. Los hijos son de la vida y hay que dejarlos volar.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No tengo la dicha de tener un hijo, pero si la bendicion de haber tenidos los mejores papas y de verdad me ha llegado profundo tu escrito. Mil gracias por compartir un poco de tanta ternura. besito

    ResponderEliminar
  9. Lo más difícil, ayudar a nuestros hijos a volar del nido, suerte! Un abrazo Lapislázuli!

    ResponderEliminar
  10. Lapislazuli, has resumido la entrega y la labor de una madre a lo largo del tiempo...Profundo y hermoso, amiga...Mi felicitación y mi abrazo madrileño.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  11. Preciosa historia la de esa madre, la de ese pajarillo que quiso volar y abandonó el nido.

    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  12. El amor incondicional de una madre, enseñar a volar...
    Hermoso poema.
    Abrazo, Lapis

    ResponderEliminar
  13. Lo acompañará siempre.
    Hasta su último aliento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Voo que será para sempre monitorado pela matiz!
    Esse é o destino da mãe!
    Abraços!

    ResponderEliminar
  15. Voo que será para sempre monitorado pela matiz!
    Esse é o destino da mãe!
    Abraços!

    ResponderEliminar
  16. No puedo haber nada más compenetrado que el amor entre la madre y un hijo. Pero es ley de vida, y todos hemos volado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa , y que razón tienes en lo que has escrito , pero es ley de vida tarde o temprano todos acabamos volando del nido familiar , incluso yo creo que lo que un día se independizaron , hoy están de vuelta al hogar familiar , por que en algunos casos aún que estén trabajando , no les llega para sobrevivir .
    Muy buen post , te deseo una feliz semana besos de flor .

    ResponderEliminar
  18. Un cálido hogar que le enseño y protegió hasta poder alzar su vuelo…

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar