UNA HISTORIA DE VIDA- 2DA PARTE 5/5

Luis, así se llamaba el esposo de María, le conto del trabajo de Delia en Córdoba, allí conoció  un profesor, se casaron  a mediados el año pasado, se anunció el embarazo, estaban felices
Esa palabra “estaban” le anuncio que algo no andaba bien, no pudo mantenerse en silencio y pregunto cómo que estaban. Le conto: Ricardo, el esposo de Delia era divorciado y tenía dos hijos, una noche lo llamo la ex esposa, uno de los niños estaba enfermo. Cuando iba a verlo, su auto se desbarranco, todavía están investigando si fue distracción por la preocupación o un desperfecto  del auto Sobrevivió una semana en Terapia Intensiva y falleció. María viajo inmediatamente a Córdoba para acompañar a la hermana, después de funeral, Delia decidió volver a La Plata
Ahora entendía sus sospechas al ver la tristeza en la cara de las hermanas, una gran angustia lo invadió, le había causado muchos males y ella se quedó a su lado hasta la causa judicial estaba encaminada a su favor y lograría la libertad.
Mientras Luis seguía hablando, sus pensamientos volaban, no podía creer que Delia padeciera más dolores, no  lo merecía
En un momento le pareció escuchar que estaría bueno que la visitara. Volvió a prestarle atención. Después del encuentro en el hospital, Delia comenzó a hablar del pasado, de la vida juntos, hasta de la cárcel. María le pregunto si quería verlo, después de un rato le pidió que lo buscaran
El corazón de Antonio comenzó a latir aceleradamente, sin dudar le dijo que si. Cada uno salió en su vehículo, en el viaje Antonio tuvo un par de buenos pensamientos y cientos de malos, que le iba a decir Delia como se lo contaría a Sabrina
La tomo de la manos y lloraron juntos. Le conto que eran mellizos, que faltaba poco para el parto. En ningún momento tocaron ni el pasado, ni la muerte. Antes de despedirse Delia le pidió que volviera.
Al salir, ya había tomado la decisión, debía sincerarse con Sabrina, ella no merecía el engaño. Le mando el menaje avisándolo que iba a verla
Cuando llego a la casa de los padres, sintió que todo se derrumbaba, lo habían tratado tan bien y él era el villano. Ellos conocían su historia, pidió mil disculpas por no haber comentado ese encuentro casual en el hospital, pero relato en detalle el encuentro con Luis y el posterior con Delia. Les explico que no quería abandonarla y  que Sabrina no se merecía ser engañada.
Cuando la joven se puso a llorar, su madre la abrazó y el padre le pidió a Antonio que se fuera, que ordenara su vida y si volvía debía ser una decisión  en total libertad
Llego a su casa, se tiró en la cama, y fue él quien lloro…..
CONTINUARA?

Lapislazuli


4 comentarios:

  1. ESTA HISTORIA SE ESTÁ PONIENDO MÁS INTERESANTE. GRACIAS POR COMPARTIR.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  2. Debería continuar, no? Más ahora que se ha reencontrado con Delia.

    Un beso dulce y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Lapislázuli, claro que tiene que continuar! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Historia tan real y triste como la vida misma.
    Depende que derrotero vaya a tomar la historia, pero Delia no merece quedar sola.
    Ya de vuelta paso a disfrutar de tus amenas letras.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar