EN LA RUTA (2)




Después de conducir mas de cinco horas decidió descansar, tomar algo caliente y cargar combustible. Su deseo se cumplió de inmediato, una confitería típica de zonas montañosas y a pocos metros una estación de servicio.
Se abrigo, tomo el bolso de mano, estaba demasiado expuesto para dejarlo en el auto.Dio una caminata para estirar las piernas y entro, el ambiente además de cálido era muy agradable, mesas redondas, con cuatro sillones todo en roble claro y almohadones de color blanco
Pidió un emparedado de jamón y queso y una gaseosa tónica. Pensaba retirarse, cuando la camarera le sugirió  probar el lemon pie, acepto y lo acompañó con un café americano. Pagó la consumisión y salió.
Encendió el primer cigarrillo del día. Hacia tiempo  que pensaba en dejar de fumar, si bien había disminuído el consumo de casi un atado a unos pocos por día, le resultaba  imposible abandonar el cigarrillo después de un  café, de las comidas y del sexo. Ese pensamiento le hizo esbozar una sonrisa.
Busco un lugar donde descartar la colilla y movió el auto hasta los surtidores. Pidió que le limpiaran los vidrios
De nuevo  en la ruta, le faltaba un trayecto casi como el recorrido, tal vez llegara a destino antes del anochecer. Fue cuando se planteo realmente si quería llegar o debía seguir hacia la capital, si optaba seguir debía parar en algún hospedaje o de lo contrario concurrir a la escribanía, entregar el auto y tomar un avión.
Abandono los pensamientos y se dispuso a escuchar música, tenia un par de horas por delante para decidirse
Sabina siempre fue un gran compañero en sus viajes

CONTINUARA

Lapislazuli

4 comentarios:

  1. Cuál será el destino?, es una intriga. Se coló una N en "nidio".

    Un beso dulce y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan esas sillas envolventes, como si te abrazaran, esta viajera se trae un misterio, habrá que ser paciente y esperar, un abrazo Lapislázuli!

    ResponderEliminar
  3. Qué bien que hayas vuelto a escribir, te extrañaba.

    Esperaremos la continuación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Qué fácil la convencer para consumir más de lo que había pensado...

    Y luego a continuar el viaje.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar