EL CAMINO DE SALVADOR





Salvador nació en un pueblo de provincia,  padres mayores, era difícil para ellos su crianza, a medida que fue creciendo, Tenían otro hijo que rondaba los veinte años. Lo fueron dejando a cuidado del mayor.
Serafín, el hermano, asumió tácitamente esa  obligación, llevarlo  le permitía libertad de acción sin reproche de los padres. Iban a la canchita de fútbol o al  río, pero Salvador era solo  observador, nunca le atrajeron  los deportes. 
Pasaron los años, ese niño era un joven callado, le gustaba dibujar y pasaba horas leyendo sobre plantas, especialmente sobre propiedades de las mismas. 
Su hermano se había mudado de la casa de los padres, con una pareja. Salvador se sentía libre, algunos días se ausentaba sin avisar, al principio a lugares cercanos, con los años tomaba mas distancia, otra provincia, otro país.
Era nómada, cargaba un par de prendas en una mochila, elementos de tatuador a lo que se dedicaba,   y unas bolsas con semillas. Podía pasar días invitado  en importantes casas de amigos o bien vivía en comunidades hippies, asentamientos legales o ilegales. Se unía a cualquier grupo de protestas, aunque no supiera o compartiera el motivo.

Un día, volviendo al país, se topo con un grupo cortando una ruta, debió seguir, pero entre los manifestantes encontró un par de amigos, uno de ellos le presto una campera, hacia meses que no se asentaba en un lugar y carecía de abrigo. 
Cuando la justicia  dio la orden de desalojar, comenzaron corridas hacia las tierras ocupadas, algunos cruzaron el río, allí se detuvieron las fuerzas de seguridad, dado  que los okupas dicen que son sagradas, debían  ser devueltas por lo que ellos los consideran ocupantes ilegales. 
Estos pueblo indígenas se consideran dueños de las tierras, pero no como parte  del territorio donde se encuentran, se consideran un país independiente, no reconocen mas leyes que las propias. La persona superior es una hechicera con atributos de medico y sacerdote, sirviendo para las enfermedades del cuerpo y del alma, consejero en la paz y en la guerra, y mediador entre los hombre y los demonios,
Salvador no fue encontrado después del desalojo. Hubo declaraciones de supuestos testigos  que  afirmaban que fue secuestrado por la gendarmeria, manifestaciones en distintos puntos del país, hasta denuncias en organismos internacionales generadas por grupos de izquierda, desaparecidos en la dictadura militar, Madres, Abuelas, etc.
La investigación fue impedida  en forma reiterada por grupos violentos, se designo un juez, luego otro juez. Millones de pesos se gastaron desde el estado para buscar la verdad,  y desde los opositores sin respetar las leyes.

Pasaron mas de dos meses de mentiras, surge la figura de su hermano Serafín. Un día y a pocos metros  donde se lo vio  por ultima vez, apareció un cadáver, otra vez el circo que si que no, que lo plantaron  y miles de aseveraciones mas.
Se realizo la identificación era Salvador En la  autopsia se autorizo la presencia de mas de 50 peritos desde todos los sectores involucrados y concluyeron que se ahogo, que estuvo sumergido todo el tiempo y que no presentaba golpes. El peso de la ropa y de lo que llevaba en la mochila le impedían moverse y no sabia nadar. Con esos datos  se puso en evidencia  las cientos de mentiras que trataron  de insertar en la opinión publica. A pesar de los datos surgidos de la autopsia, muchos no lo aceptaron porque no coincidía con sus maquiavelicas invenciones, y se encolumnaron detrás de Serafín para generar problemas, recibir subsidios, donaciones y sobre todo no reconocer la responsabilidad que depositaron sus padres, guiarlo en el respeto de las leyes y enseñarle a nadar. 

Como si todo el mal que hicieron con sus mentiras, sus manifestaciones agrediendo a las fuerzas policiales, destruyendo a su paso bienes que son de todos nosotros. se han atrevido a filmar una película, donde el guion y la dirección están a cargo de personas investigadas por la justicia. Una mujer asociada a su familia en causas de corrupción y un ex funcionario por desviar millones de pesos a la productora de un programa político de TV cuyo nombre eran números
Después de ver el trailer de lo que pretende ser un "documental", donde se desconoce todas las normas de este tipo de film, fundamentalmente el respeto por la verdad y aporte de pruebas de lo que se presenta. Pretende mostrar a Salvador como un desaparecido en democracia, harta demostrada su falsedad. Asociado con los desaparecidos en la ultima dictadura militar, como golpe de efecto, falso de toda falsedad. El joven era un nómada, no un militante como se lo quiere presentar.Si se lo quiere encasillar en un grupo de los tradicionales, seria anarquista

Como corolario de semejante pantomima, aparecen en la  escena  de algunos medios periodísticos tendenciosos, un licenciado en criminalistica  creando desconfianza sobre el informe de los peritos oficiales y de parte, representado la comunidad científica  de mayor aval del país. A través de lo que prenderte ser   una prueba  con un trozo de carne que se deteriora en menos de dos semanas. Leer esto mas que risa da indignación que un personaje sin ningún aval, sin haber participado en la autopsia, cuyos antecedentes  evidencian que no solo no es reconocido científica ni judicialmente, sino que ha sido rechazada su intervención en casos de gran importancia en el país, como el de la muerte del hijo de un presidente en la década del 90 o el asesinato de un fiscal federal denunciante a varios funcionarios incluido el presidente del anterior gobierno,  por traición. 
Y un técnico en informática que quiere avalar la mentira de un amigo de Salvador, que declara comunicarse todos los días con el, que hizo una llamada que fue atendida y escucho sonido de botas. Con la información entregada por la compañías de celulares, ese "amigo" nunca lo llamaba a los dos celulares que usaba el fallecido y que esa ultima  llanada nunca entro.

PARECE NO TENER FIN

PD: se cambiaron los nombres por razones obvias y la foto es de internet

Lapislazuli



2 comentarios:

  1. Gracias Lapislázuli por traer esta historia, el por qué hay tanta impunidad y tanta mentira sin castigo, es una muestra de lo que la decadencia hace a un país que fué pujante y próspero ya hace muchos años atrás. Es un gran misterio saber si en algún momento seremos dignos, un abrazo agradecido!

    ResponderEliminar
  2. Al supe de este caso por los noticieros, solo puedo decir que la verdad tantas veces se oculta por el poder y conveniencia de algunos.

    Un beso dulce y dulce semana.

    ResponderEliminar